ERE después del ERTE. Los Expedientes de Regulación de Empleo Temporales son una medida excepcional que la empresa toma para afrontar una periodo de dificultades económicas, permitiéndole suspender temporalmente los contratos de los trabajadores.
La paralización económica desatada por la emergencia sanitaria del coronavirus, ha llevado a muchas empresas a tomar este tipo de medidas para paliar los efectos negativos del impacto económico de la crisis.
La legislación gubernamental ha vinculado los expedientes de regulación de empleos temporales a la declaración del estado de alarma, por lo tanto, una vez que este se levante, todos los ERTEs que se hayan realizado deberán llegar a su final.

Esta situación provocará que las empresas se vean obligadas a finalizar la suspensión de los contratos laborales, debiendo readmitir-los. Sin embargo, alguna empresa podría pretender prorrogar la suspensión del ERTE mediante una conversión del ERTE en ERE, es decir, que los trabajadores en situación de suspensión pasasen a ser despedidos mediante un despido colectivo. ¿La empresa esta legitimada para realizar esta operación?

Pese a las posibles maneras de proceder, la respuesta más clara es que no. La empresa no puede convertir de forma automática un ERE en un ERTE y, en caso que procediese así, el Expediente de Regulación de Empleo sería considerado nulo por cualquier tribunal, ya que el procedimiento de ERTE y el procedimiento de ERE, tiene dos consecuencias radicalmente distintas y, por lo tanto, el procedimiento para su adopción deberá ser, asimismo, diferente.

Así pues, sin una empresa decide aplicar un ERE una vez levantado el estado de alarma, deberá seguir el procedimiento de ERE habitual.

Procedimiento de ERE

En primer lugar, lo que la empresa está obligada a recontratar a todas las personas que se encuentran con los contratos suspendidos, ya que estará vinculada por la finalización del estado de alarma. Como ya hemos expuesto en este artículo sobre el despido tácito, si no se reincorporase a un trabajador una vez finalizado el ERTE, será considerado despido tácito y deberá impugnarse ante la jurisdicción social.

Así pues, una vez levantado el estado de alarma, los trabajadores dejarán de cobrar la prestación por desempleo y volverán a cobrar su salario de manera habitual. Una vez reincorporados, si la empresa tuviese la intención de realizar un ERE, el proceso se deberá iniciar como si el ERTE nunca se hubiese producido, ya que el uno no condiciona al otro, se deberá realizar una comunicación a la representación de los trabajadores y se deberá abrir un período de consultas para intentar llegar a un acuerdo durante el cual la empresa deberá negociar con los representantes de los trabajadores de buena fe. Finalmente se comunicará la decisión a la autoridad laboral, tanto si hay acuerdo, como si la decisión la toma el empresario de forma unilateral.

Así pues, el empresario nunca se puede respaldar en la realización de un ERTE previo, para evitar el tramite procesal que requiere un Expediente de Regulación de Empleo. Y, como ya se ha explicado, sería esto una causa de nulidad. Asimismo, el ERE deberá estar debidamente justificado y será siempre revisable por los tribunales, tanto la causa que lo justifica, como el periodo de consultas y la negociación y la decisión será recurrible, tanto por los sindicatos como de forma individual por cada uno de los trabajadores afectados.

Particularidades del estado de alarma en los EREs

En la situación actual, generada por el Covid-19, el gobierno ha aprobado, además una medida que pretende vincular a las empresas a no realizar despidos si se han acogido a las causas de ERTE por fuerza mayor. Si este fuese el caso, la empresa no podría despedir a los trabajadores ya afectados por el ERTE, ya que si lo hace, deberá abonar la cuotas a la Seguridad Social que se haya ahorrado durante la vigencia del ERTE.

Resumen
ERE después del ERTE
Nombre del artículo
ERE después del ERTE
Descripción
ERE después del ERTE. Una vez levantado el estado de alarma, los trabajadores dejarán de cobrar la prestación por desempleo y volverán a cobrar su salario.
Autor
Editor
Fontelles Advocats
Logo del editor